sábado

Con los pelos de punta y las venas hinchadas.

Ayer creí ser la única ofuscada en casa pero cuando salí al patio a distraerme me encontré con ella.
Se dejó fotografiar pero no quiso dar motivo alguno de su bronca.
Tampoco le pregunté nada. Por las dudas. Vaya uno a saber que te pueden hacer las flores enojadas.













2 comentarios:

Julieta lopez dijo...

haaaaaaaaaaaaaaaaaaay mee encnataaaa laa flooor:$
voy a tu casa averlaaa en cualquier momentoo:)
yo amartee demsiadoo :)

PerroDinamita: dijo...

ooooh!!
una flor calnivora!!

cuidadoooo!!