miércoles




Luces indefinidas intentando llenar vagamente los rincones de esta abtracta oscuridad que parece no querer alejarse.

Es qué, claro, un corazón de 40 watt ya no es suficiente para encandilar un alma a la que la luz se le esfumó después de tener que decir, sin remedio, adiós incontable veces en un mismo año, a una misma historia.


8 comentarios:

Antonella dijo...

Hay amores que matan no? Pero mientras tanto hay que seguir adelante cueste lo que cueste. Mucha fuerza! Besos :)

Carolina dijo...

Le dije tantas veces chau a la historia, A MI HISTORIA, porque era mia no era de los dos, porque no habia dos era mi cabeza y yo, la imaginacion pudo mas y mis ganas de de que todo lo que pasaba dentro mio y sentia yo, sea cierta incontrolable. Hoy estoy dentro de la oscuridad, pero cuando estaba esa historia en mi vida estaba mas adentro de la oscuridad que ahora. Le dije mil veces chau, hasta nunca, desaparece, pero en verdad nunca se lo dije de verdad, yo queria creerme eso, pero no, al final me termino diciendo el chau, y chau de verdad.





Un besote linda

María Fernanda dijo...

[..]A vos que tenés unas ganas de que sea 2010 pero también un miedo terrible a que llegue. [..] que este tiene que ser el mejor año de tu vida y se supone que no es para que te la pases escribiendo taradeces en tu blog y menos para que te andes haciendo la depresiva.

Sabés que todo eso que relataste ahí me esta pasando desde enero de 2009, llega un punto donde me saca y paso un día sin preoupaciones seguido de uno en lo que solo me repito 'disfruta nena este año, el año que viene es el año que viene y ahi vienen todos mis miedos'
Me encanta tu blog, me siento reflejada en la mayoria de las cosas. Besos

n. dijo...

en total oscuridad, importan la cantidad de watts para encandilarse?
o es que uno sierra los ojos cuando ve la luz, porque se acostumbro a la oscuridad?

cosasimpropias dijo...

el adios erosiona el alma mas q mil vientos huracanados. lindas lineas. un saludo

Luis dijo...

wau!!

me encantó

eliú dijo...

está bueno tropezar con la piedrita una o dos veces, pero incontables, como que no va.

Carolina dijo...

Cuando estoy bajon, lloro por cualquier cancion jaja, y las canciones que realmente me llegan al corazon son las de los redondos, las pastillas cambiaron mucho.
Un besote