domingo

Confesar.


A vos, que te enteras lo que me pasa cada vez que entrás aquí, esta culpa es tuya.



Sigo creyendo que seguís parado a mi lado cuando digo mañana.

Bien sabemos los dos que ni siquiera estás al empezar a pronunciar hoy, ahora.

Me muerdo las uñas, los dedos, de solo imaginar que otro cuerpo elige el lado izquierdo de tu cama. Y se me arruga el corazón al saber que ninguna noche te acostas y te preguntas de quien será el brazo que uso como almohada en estos días.

Tengo tantas letras atragantadas y la misma cantidad, quizás mas, que necesito escuchar. Ya estoy harta de encontrarte en cada cosa que escribo acá y que vos lees allá, solamente porque nunca tuve el valor de plantarme al frente tuyo y ahogarte a preguntas. Estúpido miedo a respuestas que ya sé.

No vas a volver de nuevo ¿verdad? ….

Se nota, por eso te pregunto.

La última vez confesaste que me habías extrañado pero te hacías el tonto. (Quizás fue alguna mentira típica, igual no importa, me lo creí y ya.)

Decime que ahora es igual solo que te sale mejor el papel de simulador, pero que si, que extrañas mi olor o reírte cuando diga alguna idiotez, como que soy chistosa por ejemplo. Decime en silencio que me seguís queriendo. Convenceme que todavía no es momento de olvidarte…


por más que pasen los días y ya lo esté haciendo.

7 comentarios:

nata dijo...

"Esta culpa es tuya"...


Cuánta razón

galicia maravillas dijo...

si lo lee, seguro que te dice un GRAN te quiero :) grande como el mañana!

galicia maravillas dijo...

...sin ninguna duda.
:)

Antonella dijo...

"Convenceme que todavía no es momento de olvidarte…"


Por dios.
palabras cargadas de significado!
Hermoso Anto

cosasimpropias dijo...

el lado izquierdo de la cama siempre trae problemas

Lucía dijo...

La culpa...
siempre nos limita a estructuras , y a falta de decisiones.

Lindo tu blog, me verás pasar.

Besito

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

y es dificil, de quien es la culpa?