martes

salir a la calle a pagar los impuestos
y ver a un chico indeciso, con un sobre en la mano
que no sabe si acercarse a una puerta
está por entregar una carta de amor- pienso
me dan ganas de decirle que se anime
pero el chico me lee los pensamientos
y da unos pasos hacia adelante
me siento feliz
en la cuadra siguiente, en el boulevar,
un chico con una bola de vidrio en la cabeza
camina haciendo equilibrio
todos lo miran
pienso que algunos días estoy así
cual bola de vidrio en la cabeza de un hippie,
esperando todo el tiempo caer
y romperme en mil pedazitos.
En mi auricular una canción dice
que no me quiero olvidar de vos,
pero creo
que me quiero olvidar de todos.
Porque hay noches
que me duelen
todos los hombres que amé
me pica el pecho
y mientras me rasco el tatuaje
que habla de dos cosas
siento que es momento
de dejarlos

ir.

1 comentario:

Josefina Arias dijo...

soltar!! ya lo hiciste.bssss